10 datos curiosos que no sabias sobre los Tamales

“Para todo mal tamal, y para todo bien, también”.

Verdes, rojos, con o sin carne, dulces o salados…solo de imaginar, seguro ya se te hizo agua la boca. Uno de los platillos más populares y favoritos en México es sin duda los tamales y dedicaremos toda una nota para conocer a fondo esta delicia y sus peculiares curiosidades que casi seguro, no sabías que existían. A continuación te mencionamos algunas:

1. Tamal, que proviene del náhuatl tamalli, y significa envuelto.

2. Se dice que el origen del Tamal surgió en Mesoamérica entre 800 y 500 a. C.

3. Según algunos arqueólogos, los tamales datan del año 100 a. C. Ya que, encontraron referencias en el Mural de San Bartolo, en Petén, Guatemala. Aunque los tamales pudieron haberse trasladado de un país a otro, no hay evidencia de donde a donde fue la migración del mismo, si fue de norte a sur (México a Centro y Sudamérica).

4. Los tamales son descritos en México por fray Bernardino de Sahagún a principios del siglo XVI, mencionando que se comian de diversas maneras, blancos o ‘coloraditos’, ni redondos, ni cuadrados, así como también hacia referencia que el tamal, no sólo era comida de la gente común, también de los nobles y sacerdotes.

5. En la era de la precolombina, los Mexicas solían comer tamales con ingredientes como pavo, flamenco, rana, ajolote, tuza, conejo, pescado, huevos de pavo, miel, frutas, calabaza y frijoles y sin grasa.

6. En la época prehispánica, se hacía referencia, que la buena autoestima de una mujer, era por la habilidad de hacer tamales (Así que si quieres tener buena autoestima ¡A hacer tamales!).

7. Siguiendo con el tema de la mujer prehispánica, ellas tenía que tener la habilidad con el metate moliendo maíz para preparar tortillas y tamales con los que alimentaban al marido y los hijos. Las parteras predecían la actividad futura de las niñas en el metate y al casarse, en su ceremonia, la suegra le daba de comer cuatro bocados de tamal a la recién casada y esta a su vez le daba tamal a su esposo. De aquí el dicho: hay que ser buena pa’l petate y pa’l metate.

8. Durante una jornada de la Tamalologa Beatriz Ramirez Woolrich, se llegó a la conclusión de que existen más de 500 recetas de tamales en nuestro país, pero hay entre tres mil o cuatro mil preparaciones distintas según las costumbres familiares de cada región.

9. “A la masa hay que persignarla para que todo salga bien”, “Nadie debe de abrir la vaporera porque se encelan y quedan crudos”, “CÁntales mientras se amasan para que no tomen sabor agrio”, “Si hay un niño o mujer llorando hay que correrlos porque se salan”. Muchísimos mitos rondan la elaboración de los tamales, y estos han pasado de generación en generación, ¿Alguna vez escuchaste a tu mamá o abuela decir algo similar?

10. ¿Cómo llaman al Tamal en tu región? A lo largo de toda la república Mexicana, se usan distintos nombres para referirse el tamal y/o sus variantes regionales como zacahuil en la Huasteca, corundas y canarios en Michoacán, Dtzotobilchay en Yucatán, Pata de Burro en Oaxaca, Chak Chak Wah, Buulil wa y Kehil uah en Quintana Roo y Yucatán, Chanchamitos y Maneas en Tabasco, Uchepos en Michoacán y Guerrero, Jacuané y Pictes en Chiapas, Xocotamales en Morelos, Pibipollos en Campeche, Pulacles y Chamitles en Veracruz, por mencionar algunos.

 

Fuentes: https://es.wikipedia.org/wiki/Tamal y https://unmundodetamal.wordpress.com

Comentarios

comments